América se lleva la serie con dos victorias y sin recibir gol

Con sentimientos encontrados, así llego la afición del Guadalajara al inmueble rojiblanco, con el dolor de la derrota aun recorriendo cada parte de su cuerpo, pero con la esperanza y fe de poder encontrar una victoria que sanara momentáneamente la herida.

La sorpresa la dio Cardozo, de nueva cuenta, con el once inicial, mandando al joven Zendejas como titular en lugar de Fernando Beltrán, pero colocándose por la banda izquierda, dejando a Dieter y Molina en la contención.

El partido comenzó de mala manera para los tapatios, pues con un gol de vestidor se fueron abajo en el marcador. Renato Ibarra arrancó hasta línea de fondo, mandó un centro que Nico Castillo remató con la cabeza a contrapie de Gudiño. Así los azulcremas se hacían presentes en patio ajeno.
Chivas comenzó a buscar más espacios y hacerse del esférico, logrando limitar la posesión americanista.

En estos instantes llegó al espectáculo de un nuevo protagonista, el árbitro central, Jorge Isaac Rojas.

En un balón filtrado hacia Alexis Vega, el rojiblanco alargó el balón y en la disputa, Aguilera alarga el brazo para empujar de forma evidente al delantero, de forma increíble no hubo marcación ni revisión en el VAR.

Los ánimos en la grada comenzaron a hervir. Gritos, insultos, cánticos, todo de la voz rojiblanca.

El partido llegó en un tramo de disputa al medio campo, con muchas faltas y sin llegadas de peligro en ambos arcos. La visita sintiéndose cómoda con el planteamiento y la ventaja, mientras que el conjunto local, presionado por el partido del miércoles pasado y el resultado en contra, vio nubladas sus ideas al pasar tres cuartos de cancha. Ni Zendejas, ni Pulido encontraron profundidad. Brizuela y Vega no se conectaron en ninguna ocasión y el delantero al ser amonestado dos ocasiones, fue sustituido muy temprano en el partido, para darle ingreso a Luis Madrigal, evitando el riesgo de quedarse con uno menos.

Las malas noticias comenzaban con la lesión de Alan Pulido, quien tras un choque con Bruno Valdez no se pudo recuperar y salió del campo por Miguel Basulto. 

Ya en la recta final del primer lapso, una expulsión dificultó aún más la proeza del Rebaño. Jesús Molina vio la tarjeta roja tras una polémica entrada ante Emanuel Aguilera.

Los primeros 45 llegaron a su final y el Estadio Akron comenzó a palpitar un ambiente hostil en cada butaca.

Para el segundo tiempo las cosas no cambiaron. Aunque Chivas propuso, se volvió a topar con una nueva anotación azulcrema sepultó los ánimos rojiblancos. Ibargüen realizó una gran jugada individual por sector izquierdo, ingresó al área y definió con un fuerte disparo para vencer a Raúl Gudiño y aumentar la diferencia en el marcador.

Hoy, Guadalajara jugó con más corazón y garra que el encuentro pasado, pero no fue suficiente. Envalentonados por los gritos de su gente, los rojiblancos siguieron llegando al área rival, con varias jugadas interesantes, sin embargo, en el fondo se toparon con una muralla, Agustín Marchesin supo responder ante todos los embates tapatíos. 

El tiempo se consumo, pero la afición no paró de alentar, mandando un fuerte mensaje a los dirigentes, al igual que su cántico: “Pasan los años, los jugadores y los dirigentes… El sentimiento nunca se va a terminar”. 
Chivas cayó en crisis y ya suma 4 partidos sin poder sumar de a 3, con tres derrotas y un empate. 

La gente de pantalón largo tendrá que valorar su trabajo y el de Cardozo, por que al silbatazo final, el público estalló y el “Fuera Cardozo” no se hizo esperar. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: