Tampico Madero no ve la luz. Cae por la mínima y la crisis se agudiza.

Ciudad de México, a 10 de febrero de 2022.- Con solitaria anotación en el epílogo de Duilio Tejeda, el Atlante propina la cuarta derrota y tercera consecutiva a la «Jaiba Brava» que ha sido incapaz de conocer la victoria en el año 2022.

Muy distante fue la actuación del conjunto jaibo maderense con respecto a las declaraciones de sus futbolistas en la previa, confiando en revertir la actitud y los resultados, pero que en la práctica, nunca se divisó esa carga emocional de querer realmente imponerse en la Ciudad de los Deportes.

Tampico precavido, intentó pelear el medio campo, y por momentos parecía que lograba desestabilizar a los «potros» que eran incapaces de generar peligro a la meta de Marco Millán. Pero los «celestes» se desdibujaban al momento de pisar el área. Edu Pérez, como «lobo» solitario, era el único referente, aunque se encontraba Loroña, hoy no pudo asociarse, siendo relevado cuando el juego se tornó adulto.

Tampico logró llegar al medio tiempo con su meta en cero, y se podría pensar que la desesperación del Atlante pudiera jugar a su favor, pero no fue así. Con los movimientos, Tampico se perdía más y más y es que para este cotejo, Jesús Salas, Nahúm Gómez y Santiago Micolta, no realizarían el viaje, los dos primeros por lesión y el último por arrojar un resultado positivo a Covid.

Conforme avanzó el complemento, el Atlante fue creciendo y aunque no pateó directo al marco, mantenía ocupada a toda la defensa «celeste». El empate de por sí le sabía poco al Tampico y no impedía que permaneciera una semana más en el sótano, y entonces sucedió lo que se percibía. Al 92′ en un tiro de esquina, la pelota viajó tendida hacia el área, Millán quiso adelantarse pero frena a mitad de camino, esto lo aprovecha Tejeda que soporta la marca de Ruiz, le gana en el salto y con portería abierta anota el agónico gol del triunfo.

La «Jaiba Brava» permanecerá en el fondo de la tabla y con la racha de no ganar un juego desde diciembre.

Eduardo Pérez, frustrado y muy solitario al frente. Peleó, se sacrificó y de poco sirvió.
Gerardo Espinoza no ha podido encontrar a su equipo. Las voces que piden su salida se incrementan cada día que pasa sin que pueda obtener la victoria.

Acerca del Autor

A %d blogueros les gusta esto: