Foto: Milenio

Luego de seis torneos llenos de altibajos, luego de temporadas donde se vieron cortados procesos de entrenadores por cosechar pobres números, luego ver desfilar distintos jugadores sin que el equipo lograra una estabilidad definitiva que les permitiera eludir el infierno llamado descenso, la Jaiba Brava del Tampico Madero perdió la categoría deportivamente.

El pasado viernes los tamaulipecos llegaron a Zacatecas con la obligación de ganarle a Mineros, pero la lógica se impuso y los dirigidos por Andrés Carevic le pusieron el último clavo al ataúd de Tampico Madero al vapulearlo cinco por dos en el marcador.

La Jaiba llegó al Ascenso MX en el Apertura 2016 para ocupar la plaza que dejó vacante San Luis; Grupo Orlegi, empresa dueña de Santos, decidió invertir en los tampiqueños, pero en ese primer torneo culminaron últimos de la clasificación con diez puntos apenas, además de cortar el proceso de Miguel García Zúñiga a medio torneo; Daniel Guzmán lo sustituyó.

Bajo el mando del “Travieso” encontraron cierta estabilidad al torneo siguiente, suficiente para terminar décimos en la clasificación general con 23 unidades y librar el descenso por cinco puntos. Eduardo Fentanes mantuvo la inercia el año futbolístico posterior, entregándole una de las mejores actuaciones a la afición luego de clasificarlos a la Liguilla donde fueron detenidos en semifinales por Juárez así como escalar a la posición doce de la tabla de cocientes.

No obstante, la debacle de Jaiba Brava llegó para la presente campaña 2018-19, pues Eduardo Fentanes quedó fuera a mitad del certamen. El arribo al banquillo de Miguel de Jesús Fuentes no cambió en lo absoluto, el equipo terminó en la posición trece con nueve puntos y la inercia continuó en la presente campaña hasta el cese de Fuentes; Mario García llegó en calidad de “bombero”, pero nada pudo hacer para evitar el descenso.

Malas administraciones y malas elecciones de jugadores hoy condenaron a Tampico Madero y al mismo Grupo Orlegi que en vez de serle algo redituable aprovechando la apasionada afición tamaulipeca que llena el estadio vaya como vaya el equipo, le resultó algo contraproducente. Pese a la penumbra, aún existe luz para este equipo, pues la empresa puede pagar 15 millones de pesos para mantenerlo en la categoría.

Seguramente Orlegi optará por esta opción, pero debe ser un precedente claro para que este conjunto no vuelva atravesar la misma situación a finales de la Temporada 2019-20. El equipo deberá ser armado con mayor cabeza y con los hombres adecuados, no solamente por el “cartel” que tienen.

POSIBLE ASCENSO

Después de saber la situación de Tampico Madero y la posibilidad que posee grupo Orlegi de pagar 15 millones de pesos para mantener al equipo en la categoría de plata, existen equipos en la Liga Premier (Segunda División) que tienen oportunidad de estar en el Ascenso MX el próximo año futbolístico.

Según Elías Quijada, reportero de TVC Deportes, los equipos de Irapuato, Loros de Colima, Murciélagos y Tecos, “ingresaron correctamente la documentación para la certificación”, si alguno de estos conjuntos quedase campeón no habría problemas para verlos en la División de Plata el siguiente torneo.

De las cuatro escuadras, Irapuato es el mejor posicionado en la Liga Premier; la Trinca Fresera es el equipo más dominante del torneo al ocupar la primera posición tanto de la Tabla General como del Grupo 2 con 69 puntos. Loros de Colima es el segundo equipo mejor posicionado en la tabla general al tener 56 puntos; Murciélagos lo sigue estando dos puntos abajo. Tecos apenas suma 34 unidades.

En dado caso que la Jaiba Brava pague los 15 millones de pesos y alguno de estos cuatro equipos quedara campeón, el Ascenso MX pudiera tener en su siguiente torneo a 16 clubes, por lo que las fechas de descanso quedarían nulificadas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: