En duelo universitario, la UdeG vence a la UAEM

Foto: Erick Reynoso / DeportivistaMX

Los Leones Negros al triunfo después de dos jornadas sin hacerlo. En duelo de universidades, la UdeG se impuso a la UAEM gracias a los tantos de Joao Amaral, Daniel Amador y Omar Bravo desde el machón penal; los Potros descontaron a través de Moisés Hipólito, pero sus intenciones se frustraron con la expulsión del capitán Rodrigo Bronzatti, disminuyendo su ánimo en la recta final del juego.

El clima pronosticaba nublados en el Coloso de la Calzada Independencia, pero el Sol hizo caso omiso a la predicción y tocó con todos sus rayos al vetusto recinto. Primer testigo de lo que fue el duelo entre universidades; Universidad de Guadalajara y Universidad Autónoma del Estado de México.

La consigna para Leones Negros era sumar de a tres; la razón principal recaía en la urgencia de unidades, el torneo era más efímero y no se podían dejar escapar más puntos. Bajo este motivo fue como el conjunto de casa comenzó el partido, siendo más propositivo en ataque; la primera de peligro circuló a través de los pies de Jorge Mora que se combinó con Jorlian, pero no pudo darle dirección a su disparo.

El segundo aviso lo hizo Daniel Amador, el juvenil universitario intentó de larga distancia y puso la redonda en la parte superior del larguero. No obstante, Joao Amaral repitió el adagio coloquial de “la tercera es la vencida” para adelantar a su equipo al 14′. “Joazinho” aprovechó una mala salida del meta rival para meter el balón sin ángulo en un resquicio.

Potros por su parte no lograba tener respuesta, sus propuestas se generaban mediante disparos de media y larga distancia que carecían de dirección; la conexión entre el mediocampo y el ataque era nula. La calma gobernó ante esta situación y la Universidad de Guadalajara decidió transitar el esférico.

Sin embargo, hacia el final del primer lapso, el cuadro de casa concretó una nueva oportunidad ampliando la ventaja y definiendo el rumbo del partido. Daniel Amador en cobro de tiro libre marcaba con la camisa melenuda después de dieciocho meses de no hacerlo. La algarabía inundó al Jalisco y el público que se dio cita explotó.

Para la parte complementaria, la tarea cambiaba y ahora los Melenudos debían mantener el esférico a sabiendas de que el conjunto rival se lanzaría al ataque buscando recortar distancias e igualar el tablero. La propuesta de casa fue jugar al contragolpe y así se quedaron cerca de poner el tanto definitivo. Jorlian Sánchez dejó solo a “Joazinho” y éste trató de definir por encima del guardameta, pero el balón se fue por un costado.

Aun así, los dirigidos por Ricardo Rayas no frenaron en su estrategia y en un ataque melenudo Jorge Padilla fue derribado en el área al 70′; el silbante no dudó en marcar la pena máxima, que fue convertida por Omar Bravo, quien había ingresado apenas minutos antes al compromiso.

Los visitantes no fueron con las manos vacías, pues lograron marcar el tanto de la honra en tiro libre cobrado por Moisés Hipólito al minuto 80. Todavía la UAEM intentó, pero se vieron frustrados por la expulsión de su capitán Rodrigo Bronzatti, quien cortó una avance de juego derribando al último hombre universitario aun cuando José Zúñiga marcó el segundo tanto.

Apenas sonó el pitazo final del juego, el respetable se levantó en gritos eufóricos de celebración; el triunfo contundente para Leones Negros significó más que tres unidades, pues volvieron a meterse en la lucha por un puesto en Liguilla. Ahora suman 13 puntos que los colocan en la séptima posición, mientras que el conjunto mexiquense se quedó en el fondo de la tabla con seis unidades.

A %d blogueros les gusta esto: