La actuación de ayer del cuadro blanco contra el Brujas de Bélgica terminó por declarar la situación en la que están inmersos los dirigidos por ‘Zizou’.

Más allá de los pocos argumentos tácticos que presentan los madridistas, lo que realmente preocupa es el bajo nivel de algunas piezas clave del equipo.

Cuando llegó Zidane por segunda vez como D.T. estaba casi decantado que la reestructuración del Real Madrid no se iba a conseguir con el francés.

Nadie puede cuestionar la capacidad del campeón del mundo en Francia 98′ para gestionar un vestidor tan “pesado” como lo es el del Santiago Bernabéu, pero ésta temporada necesitan nuevos argumentos tácticos con qué pelear para conseguir, de nueva cuenta, la Champions League y LaLiga.

La llegada de elementos de calidad como Luka Jović, Eden Hazard y Ferland Mendy no han terminado por despegar en su máximo esplendor futbolístico.

El jugador Belga no ha terminado por estar al servicio del francés Karim Benzema qué , en su momento, hizo de Cristiano Ronaldo un goleador para la entidad blanca.

Menciono lo de Benzema ya que las facilidades que otorga el “Gato” dentro de la cancha puede que le reste ciertas responsabilidades a Zidane para buscar nuevas variantes al ataque.

El Madrid necesita volver a encontrar una identidad dentro del campo; claro, la motivación y la mentalidad es sumamente importante, pero no lo es todo.

A pesar de todo esto, el Real Madrid siempre encuentra la manera de sobreponerse a la situación más compleja porque, a fin de cuentas, es el Real Madrid.

A %d blogueros les gusta esto: