La selección aún en el atolladero

La semana pasada les platicaba de la serie de problemas por los que atraviesa la selección Mexicana de fútbol, los fracasos en cancha de las “SUB” y de la femenil, las negativas de algunos jugadores a asistir a los llamados de la mayor, las salidas de algunos directivos clave – algunos aún en este proceso – y, por si fuera poco, lesiones en jugadores importantes.

Pero a fuerza de ser sincero, al final del día lo que más importa es el resultado de la Mayor Varonil, y no se preocupen mucho si se trata de un rival de medio pelo – o hasta de un décimo de pelo- o si se logra un buen resultado en un torneo importante o en uno chafa. Si no me creen, basta revisar los números que arrojaron las transmisiones en los tres amistosos reciente tanto en rating como en patrocinios y en leer la “comentocracia” en redes sociales después de las tres victorias… ya soñamos de nuevo con el quinto partido.

Afortunadamente ya la cosa no es tan sencilla, y no solo porque la afición muy poco a poquito va migrando de ese ente eternamente porrista a uno un poco más crítico y exigente, o de plano son aquellos radicales que “matan” por cualquier cosa al equipo, al técnico y a los jugadores… ningún extremo es bueno. A esto se suman las voces, nada menos que del nuevo técnico nacional y de varios jugadores y exjugadores.

Recientemente “el Tata” fue cuestionado sobre los compromisos comerciales del TRI y dijo que “ya sabía que existían… pero una cosa es saberlo y otra vivirlo”. El estratega Argentino ha mandado así de fácil y rápido un mensaje a la alta cúpula directiva, que al ser implícito queda a la interpretación de cada quién; si me preguntan a mí, les mandó decir que le bajen al tema de los comerciales, los partidos chafas y las canchas malas, y que lo dejen trabajar en cancha.

Pero ya les comentaba que varios futbolistas se han pronunciado, destacando dos que están en activo y son referentes de nuestra selección como son Ochoa y Guardado, haciendo alusión a la lesión que sufrió Héctor Moreno el domingo pasado. Ambos fueron directos y contundentes al asegurar que jugar en una cancha de pasto sintético que está diseñada para otro deporte responde a intereses comerciales sin pensar en los deportistas, y me pregunto quién tendrá los… balones… de negarles esta lógica.

Muchos exfutbolistas y hasta técnicos se han unido al reclamo; por ejemplo, Hugo Sánchez declaró en el programa donde vierte su sabiduría y humildad – obviamente fue sarcasmo – que él pidió directamente a la FEMEXFUT que dejaran estos partidos y canchas, pero que lo mandaron a la mie… lejos.

Parece inentendible que se deje como última prioridad el recurso que da vida a la selección, que es el recurso humano, pero a final de cuentas hay muchos otros futbolistas a quienes explotar, y podría pensarse: “ok, sigan con sus bodrios en Estados Unidos, pero no vayan a Dallas en donde ya se han lesionado 5 jugadores” y la respuesta es muy fácil, a ninguno de los posibles objetivos comerciales de SUM (Soccer United Marketing) le caben tantos espectadores (aforo de 105,000) y además se encuentra en una localidad con tanto paisano como al coloso de Arlington y pues, ¡Pásale Paisano (con tus dólares)!

Sólo por si no me creen de las lesiones en el AT&T, ahí les van: Luis Montes rumbo a Brasil 2014, Araujo, Reyes y Salcedo rumbo a Rusia 2018, todos se perdieron el certamen al que irían excepto Salcedo, y ahora Héctor Moreno rumbo a Copa Oro 2019 sin pronóstico hasta ahora.

Desafortunadamente nuestro fútbol sigue tan cerca del dinero, pero tan lejos del resultado deportivo, que no me extraña que esto sigue y seguirá así; mientras esto cambia – o no – tú no te despegues de Deportivista MX y sígueme en Twitter en @zonadefucho para que sigamos platicando de este y otros pamboleros temas.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: