Muchos dudamos y sobre todo vemos muy lejana la posibilidad de que Hugo Sánchez llegue al banquillo merengue, pero ¿esto nos hace malos mexicanos? ¿acaso nos hace malinchistas?.

Más allá de que Hugo no ha dirigido un equipo de fútbol desde 2012 y sumándole a esto, que no ha dirigido en la liga española desde 2009, pone en tela de juicio si realmente “El Macho” esta capacitado para dirigir uno de los clubes con mayor exigencia en el mundo.

Claro, Hugo es toda una figura en el Real Madrid y no dudo que pueda controlar un vestidor con los egos y personalidades que tiene el Real Madrid, pero el problema que atraviesa el Real Madrid va muchísimo más allá de un simple discurso motivacional.

Hace mucho tiempo que el Real Madrid empezó a perder la idea de juego que lo había caracterizado, las transiciones defensa-ataque. Durante un largo tiempo, le significó muchas victorias y muchas de ellas bastante importantes; no es para menos el haber ganado 3 Champions League seguidas y 4 en los últimos 5 años.

Hugo no es un genio de la táctica, ni tampoco es un entrenador innovador con ideas frescas de juego o de entrenamiento, podría asimilarse a lo que fue en su momento Zinedine Zidane en el cuadro madrileño, un motivador con la capacidad de que el jugador compre su discurso y se muera con él en el terreno de juego.

Cuestionar la llegada de Hugo Sánchez al Real Madrid no es más que aceptar que la utopía en la que quiere vivir Hugo, por el momento, luce muy lejana y tal vez, inalcanzable.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: