Mitos y realidades de realizar actividad física

¿Te ha pasado qué, muchas veces, quieres comenzar a llevar una vida más saludable realizando actividad física o incluso hacer ejercicio o practicar algún deporte?, pero te encuentras rodeado de tantas opiniones y puntos de vista diferentes que pueden llegar a desanimarte para comenzar a hacerlo o incluso llevar a cabo prácticas no tan saludables, es por esto que el día de hoy te mencionaré algunos mitos y realidades al respecto.

  • Sudar mucho me ayudará a perder peso.

FALSO

Muchas personas tienen la falsa creencia que al sudar pierden peso, y por eso al realizar actividad física, ejercicio o practicar algún deporte hacen uso de fajas, plásticos, periódicos o incluso ropa más gruesa: sin embargo, detrás de esa “pérdida de peso”, en realidad sólo hay pérdida de agua que se recuperará al hidratarnos adecuadamente con el consumo de agua simple. Además, que se corre el riesgo de deshidratarse y causar diferentes desequilibrios en nuestro organismo, pudiendo provocar daños a largo plazo como lo son en los sistemas cardiovascular, metabólico y endócrino, así como en riñones y llegar hasta la muerte.

  • La inactividad física es causa de muerte a nivel mundial.

VERDADERO.

De acuerdo a datos de la OMS, la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de niveles de mortalidad a nivel mundial con el 6% de las muertes registradas por esta causa. Además, tiene asociación directa con el 21-25% de los cánceres de mama y colon, así como el 27% de los casos de diabetes y 30% de enfermedades del corazón.

  • Si hago ejercicio debo consumir suplementos de proteínas.

FALSO.

Es verdad que las proteínas forman parte importante para la formación de músculos, sin embargo, cada persona requiere una cantidad diferente de éstas, lo cual se va a determinar por el peso de la persona, la actividad física, ejercicio o deporte que realice, así como la meta que se tenga. Además, las proteínas las podemos obtener de los alimentos, y si no se alcanza cubrir esa necesidad entonces se buscaría la suplementación con ayuda de un experto en nutrición, pues si se suministra de manera inadecuada se puede causar daño en órganos como hígado y riñones.

  • Los carbohidratos engordan.

FALSO.

Dentro de nuestra dieta diaria, consumimos tres macronutrientes (hidratos de carbono o carbohidratos, proteínas y lípidos o grasas), cada uno de ellos cumple una función importante en nuestro cuerpo, como es el proporcionarnos energía por medio de calorías presentes en distintos alimentos. Esto no quiere decir que sean malos, pues cada uno de ellos se debe comer en la cantidad adecuada para nosotros y nuestro estilo de vida, pues también deberá estar personalizada de acuerdo los objetivos y metas que se tengan.

  • Si tengo más de 65 años puedo tener beneficios si realizo actividad física.

VERDADERO.

En adultos de 65 años en adelante se recomiendan 150 minutos a la semana de actividad física moderada de tipo aeróbica, o 75 minutos de actividad física vigorosa, pudiendo ocupar sesiones de 10 minutos como mínimo 3 veces al día.  Lo anterior ayudará a mejorar funciones cardiorrespiratorias y musculares, así como la salud ósea y el riesgo de padecer enfermedades crónicas, depresión y deterioro cognitivo.

  • El organismo convierte en grasa corporal todo lo ingerido después de las 8 pm.

FALSO.

Partiendo de que todo lo que consumamos en exceso va a causar daño a nuestro cuerpo, cabe destacar que a cualquier hora que llevemos una dieta inadecuada, llevará al aumento de peso y de grasa corporal, por lo que es indispensable que se tenga la asesoría de un nutriólogo para que te oriente acerca de la cantidad y alimentos y horarios recomendados para tu estilo de vida.

Ahora ya conoces un poco más sobre los mitos más frecuentes de realizar actividad física, ejercicio o deporte (recordemos que son distintos).

Lo ideal siempre es tener un equilibrio entre lo que comemos y lo que gastamos, así como ser congruente con los objetivos que se tienen, pues no sólo es consumir la cantidad de energías que requerimos, si no también, que sea con la cantidad de macronutrientes adecuadas para que tengamos beneficios y no causemos daños a nuestro organismo.

En la próxima nota, seguiré mencionándote algunos de los mitos y realidades más comunes a la hora de realizar actividad física.

LN. Marifer Lara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: