Omar Bravo: goleador tripartita

Foto: Erick Reynoso / DeportivistaMX

Su incorporación al cuerpo técnico de Leones Negros para el Apertura 2019 llamó la atención; los rumores y la expectación sobre un posible regreso sólo aumentaron más el tiempo del reflector sobre el conjunto universitario. Pero el punto clave residió sobre el Presidente del equipo, Alberto Castellanos, al afirmar que si él quería podía formar parte del plantel. Así fue como Omar Bravo retornó a las canchas después de siete meses de haber anunciado su retiro.

El Mochiteco se unió al cuerpo técnico de la Universidad de Guadalajara como parte de sus prácticas profesionales para su titulación como estratega. Sin embargo, en los festejos por el 45 Aniversario de los Leones Negros, Bravo salió del retiro para ser partícipe de los encuentros amistosos; posterior a ello, señaló que el regreso a las canchas era posible aunado a las declaraciones ya mencionadas del dirigente del equipo, mismo que lo anunció como refuerzo para la Temporada 2019-20.

El regreso del artillero fue complicado debido, en su mayor medida, a cuestiones físicas, y es que luego de más de seis meses de inactividad el cuerpo puede perder ritmo, algo que resulta indispensable en el fútbol actual y que es notado durante los juegos. Empero, Omar se puso a trabajar y a poner a punto durante los últimos meses para tener su debut con los Melenudos el 13 de agosto, en partido de Copa MX, donde los dirigidos por Rayas cayeron ante los Cafetaleros de Chiapas.

No se puede negar la calidad y la trayectoria de Omar Bravo como jugador por su paso en los tres equipos del fútbol tapatío, Chivas, Atlas y ahora Leones Negros. Desde su debut en el balompié mexicano se destacó por sus goles, sobre todo en Guadalajara, donde terminó como el máximo romperredes del Rebaño, luego de que superara a Salvador Reyes con 132 dianas marcadas.

En la que fue su casa durante diferentes etapas, Chivas, vivió distintos momentos como la obtención del título de Liga en el 2006 además del trofeo de Copa en el 2015; en este mismo torneo quedó subcampeón con Atlas en el año 2013. De igual manera, con la Selección Mexicana obtuvo la Copa de Oro en los años 2003 y 2009.

Cabe resaltar que luego de una declive en Cruz Azul, equipo en el que no pudo destacar como el goleador que se acostumbra a lo largo del 2012; llegó al Atlas para el 2013 como parte del conjunto que pelearía el descenso. Bajo la tutela de Tomás Boy, el atacante sinaloense recuperó nivel y estabilidad para salvar a los Rojinegros del descenso y marcar 13 goles, que, asimismo, lo llevaron a ser convocado con la Selección de México.

En el presente con la escuadra universitaria, Bravo ya suma dos goles; la jornada anterior el Mochiteco descontó para la causa melenuda ante Atlante, y en la reciente fecha marcó el tercer tanto de penal frente a los Potros de la UAEM, sellando el triunfo de la Universidad de Guadalajara ante los mexiquenses.

Realmente son pocos los jugadores que militaron en los tres equipos de Jalisco, empero, Bravo se unió a esa lista de jugadores selectos y no sólo eso, sino que marcó para los tres conjuntos, haciéndolo un goleador tripartita.

A %d blogueros les gusta esto: