Frío empate sin goles en donde Tampico topó con un muro.

Tampico Tamaulipas, a 15 de diciembre de 2021.- Gris, sin chispa, sin claridad, sin fluidez, sin pegada y sin emociones, terminó el primer capítulo de la final de la liga de expansión entre la «jaiba brava» y el Atlante en la cancha del estadio «Tamaulipas» que lució pletórico y que lejos estuvieron los 22 jugadores de estar a la altura de la pasión en la grada.

Con mucha agresividad comenzó la batalla la «Jaiba Brava», tomando el control de las acciones ante un equipo capitalino que Ingresó a la cancha como víctima, pero conforme avanzaban los minutos poco a poco ganaban metros a la cancha. Rolando González remata de cabeza un tiro de esquina muy fácil para Marco Millán. La primera llegada del Atlante al 27′ de acción.

Salvo el ímpetu del Tampico Madero, muy poco que contar en primer tiempo. Los «celestes» cometieron un par de faltas innecesarias en mitad de cancha lo que derivó en una amonestación para Robles, síntoma de cierta ansiedad en los elementos tampiqueños. Pero al 48′ en un tiro de esquina, el «cuba» Sánchez conecta de cabeza directo a puerta, pero Millán atento, recuesta y se queda con el balón. Fue la última acción de los primeros 45 minutos.

Escobar dejaba su sitio a Tejeda, Mario García hacia el primer movimiento, lo secundó Espinoza al sacar a Joel Pérez para darle oportunidad a Micolta. Al 49′ la defensa atlantista le desvía la trayectoria a una pelota disparada por Medina que amenazaba con incrustarse en el ángulo. Una calca del inicio del juego era lo que se divisaba en el campo, Mario García sabe que no puede equivocarse y por ende, no corre ningún riesgo, un experto en ensuciar los partidos.

Al 63′ Edu Pérez dejaría su lugar a Loroña, y Medina le cede el sitio a Salas, Gerardo Espinoza iba por la ventaja. Pero el juego seguía sin fluidez, Mario García le da minutos a Joaquín García y Alfonso Tamay, buscando no perder el rumbo que llevaba el partido. Al 76′ Tejeda dispara razo pero Millán se tiende bien. Al 77′ Aldo López responde con tiro cruzado muy por encima del arco. Esa frecuencia de llegada que nos tenía acostumbrado el equipo «jaibo maderense» hoy chocó contra un muro «azulgrana».

Giovani Hernández le daba su lugar a Nahúm Gómez y Edson García le deja minutos a Jared Simental, Espinoza ya pensaba en la vuelta. Loroña al 84′ en el área de media vuelta dispara desviado, muy forzado. Al 85′ Nahúm mete un centro a la posición de Loroña, este intenta techar a «gansito» quien sale a su encuentro pero en la raya, Sousa evita la anotación.

Al final sucedió lo esperado, un pacto de no agresión hasta pisar el estadio «azulgrana».

Cesar Bernal se topó con un muro.
Nada para nadie en la final de ida de la liga expansión.
El marco de la final, quedaron a deber los 22 futbolistas.
A %d blogueros les gusta esto: