Foto: Atlético de San Luis

Lista la final para el Clausura 2019, que será la misma a la del torneo anterior: Atlético de San Luis se enfrentará a Dorados, teniendo como la ida en tierras sinaloenses y la vuelta en el Alfonso Lastras, donde los dirigidos por Poncho Sosa no se han visto superados, lo que los convierte en favoritos para ser campeones y lograr el ascenso directo.

En esta ocasión ambas escuadras llegan con mayor paridad, tan solo el semestre pasado Dorados llegó como el caballo negro, como el equipo que sorprendentemente dejó fuera al sublíder y líder, respectivamente; con un juego impulsado más por la arenga de Maradona, El Gran Pez venció a Mineros en Cuartos y a Juárez en la final. Hoy en el presente campeonato el conjunto comandado por el “Pelusa” arriba como tercero general, como un conjunto de mayor peligro y complejidad.

Sin embargo, Alfonso Sosa es un gran conocedor de la división, obteniendo éxito anteriormente en Leones Negros y Necaxa, con quienes ascendió en el 2014 y 2016; el entrenador tapatío buscará el tercer ascenso con los potosinos. Su éxito recae en el orden defensivo que le ha dado a sus equipos.

Por el otro lado está Diego Armando Maradona, a quien sus detractores lo han criticado desde su llegada. Mucho del mérito de llegar a la final del torneo anterior se le cargó a Mario García, que dejó el equipo al término de la temporada. En el presente certamen el puesto del argentino tembló por factores relacionados a él; empero, con todo y que el equipo estuvo trastabillando en los albores del torneo, el “Pelusa” recompuso el camino para que estén de nueva cuenta en la final.

Entonces, es un hecho que para el próximo año futbolístico la Liga MX contará con 19 equipos. Atlético de San Luis está a 180 minutos de conseguir el ascenso directo; Dorados, de campeonar, volverá a disputar una nueva final, la final de ascenso contra los potosinos. Ambos son proyectos serios, tienen historia en el Máximo Circuito y quieren volver a escribir una nueva.

Afición fresera

De resaltar lo que sucedió en el estadio Sergio León Chávez al término del partido Irapuato contra Cruz Azul Hidalgo, donde los Freseros quedaron fuera de la Liguilla debido al gol de visitante luego de empatar a uno en el global. La diferencia fue que los hidalguenses, siendo octavos, mantuvieron el cero en la ida y marcaron en la vuelta.

La afición guanajuatense se brincó al campo al momento de que terminara el compromiso y, al contrario de que sucediera una tragedia, pasó un hecho peculiar, pues fueron a levantar los ánimos de los jugadores; la fanaticada no reclamó a los jugadores ni a encararlos, sino que apoyaron a los futbolistas por la eliminación, incluso terminando en hombros de los aficionados.

Irapuato culminó como líder general, llevando 10 puntos de diferencia sobre el segundo lugar ocupado por Loros de Colima; la plaza de la Trinca Fresera es muy pasional, lastimosamente fueron eliminados aunado a que la postura de la Liga es que los equipos de Liga Premier no tienen certificación para subir al Ascenso MX.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: