Ricardo La Volpe cree que hay conformismo en sus jugadores.

A pesar de haber obtenido el primer triunfo de la temporada, los Diablos Rojos del Toluca no se relajan y ya piensan en su compromiso ante los Bravos de Juárez. Ricardo La Volpe, quien salió muy molesto por la forma en que sufrió su equipo al final del partido contra Alebrijes, mencionó que hablo con los jugadores sobre el partido, haciéndoles ver los errores y asegurando que desde hoy trabajan para corregirlos.

“El equipo se presentó hoy para hacer trabajo regenerativo, el “Chiquis” trabajó en espacios reducidos con los que no jugaron, y yo en la parte del gimnasio, me quede con algunos jugadores para hablar del partido de ayer, viendo el video notamos los errores que tenemos. Trataremos de corregir, hoy no se pudo hacer nada y desde mañana usaremos a todo el equipo para pensar ya en Juárez”.

Para el técnico argentino algo no está funcionando en su equipo, declarando que siente confusión por la manera en que ha cambiado el equipo respecto al torneo anterior.

“No se han venido haciendo bien las cosas, el torneo anterior terminamos muy bien y ahora se ven otras cosas, eso es lo que me confunde, yo creo que cuando ya hay algo asimilado es para ir mejorando y no al revés, entonces algo hay ahí”, subrayo el argentino.

En ese mismo sentido, La Volpe dijo que quiere hacer un análisis completo de sus jugadores, ya que piensa que por ya estar en la plantilla final, los jugadores se relajaron y por eso no rinden tanto como en el final del torneo anterior.

“Cuando yo llegue salió un técnico, entonces me imagino que los jugadores sabiendo que podían haber cambios, empezaron a dar todo lo que tenían para terminar bien el campeonato y no ser parte de las bajas, ahora yo tengo que ver si ahora aflojaron porque ya se quedaron. Ahí es donde tengo que ver si hay un conformismo porque ya tienen su contrato, en mi experiencia siempre que llega un nuevo técnico todos se enchufan”, sentenció La Volpe.

Finalmente, sobre la llegada de Diego Rigonatto, el técnico admite que todavía no lo ha visto trabajar, de manera que todavía no puede dar una opinión sobre su nivel de juego.

“No lo he visto, mañana vamos a hacer un entrenamiento liviano porque tuvimos la copa, pero quiero verlo y hablar un poco con él, es el volante que habíamos pedido, quiero verlo, él dice que ya está listo, pero mañana ya lo empiezo a ver, y no puedo dar una opinión hasta verlo unos tres o cuatro entrenamientos”.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: